jueves, 16 de noviembre de 2017

"Estuve dentro de un OVNI en 1947"


Por encima de todo, Próspera Muñoz es buena persona. Durante las últimas décadas, su hogar –primero en Girona y ahora en Jumilla (Murcia)– se ha convertido en un trasiego constante de ufólogos, periodistas y aficionados al enigma OVNI que pretendían saber más sobre las experiencias que le tocó a vivir en un lejano año de 1947. Nunca puso impedimentos, contando su historia tal como la recordaba. Jamás ganó un solo euro con ello. Al contrario, perdió privacidad y tuvo que hacer frente a las miradas desconfiadas y a los comentarios escépticos de ciertas personas. Pero siempre contó con el apoyo de la familia, sobre todo de su compañero José María Semitiel, fallecido hace algunos años.
Durante uno de mis viajes a tierras murcianas siguiendo la pista de varios casos de OVNIs, me  acerqué a su domicilio para conocer de primera mano tan extraordinarios sucesos. Esa tarde se encontraba cansada, pero aún así hizo el esfuerzo y volvió a recuperar esos recuerdos que tanto marcaron su existencia. Las horas volaron y cuando nos quisimos dar cuenta ya era bien entrada la noche. Esa madrugada regresé a Madrid con dos convicciones: Próspera decía la verdad y todavía, a pesar del tiempo transcurrido, buscaba respuestas.
Meses después, a principios de 2016, recibí una llamada telefónica del investigador alicantino Jorge Sánchez anunciándome que estaba terminando los últimos detalles de un libro monográfico centrado en las experiencias de Próspera. Numerosas entrevistas con ella y su hermana Anita –también testigo de algunos de los fenómenos– y dos años de exhaustivas pesquisas dieron como resultado Contacto entre dos mundos. Las extraordinarias experiencias OVNI de Próspera Muñoz, publicado por Ediciones Cydonia en octubre de 2016. Jorge se desplazó en numerosas ocasiones a Jumilla, visitando junto a la mujer los lugares de los hechos e intentando contrastar todos y cada uno de los detalles que ésta iba proporcionándole.

«Durante su primer encuentro con los tripulantes del OVNI, Próspera estaba acompañada por su hermana Anita, cuatro años mayor que ella –me cuenta el autor del fascinante libro–.  Además, su tío Juan también se convirtió en testigo de ciertos sucesos. Desgraciadamente este último falleció hace tiempo y no pude recabar su testimonio. Sí lo hizo en numerosas ocasiones el incansable J. J. Benítez, que también entrevistó a Anita». La hermana de Próspera goza de buena salud, así que Jorge pudo grabar las horas y horas de conversaciones que mantuvieron en el domicilio de la mujer en Alicante. Gracias a él, también pude charlar con Anita. Pero no adelantemos acontecimientos, porque en toda historia conviene empezar por el principio…
Como en otras tantas ocasiones, ese día de verano del año 1947, Próspera, de ocho años de edad, y Anita, de doce, acompañaban a su tío Juan en sus habituales labores en el campo. Él se encargaba de cuidarlas porque el padre de las niñas trabajaba en otra localidad, aunque cada dos o tres días se acercaba al caserío de Jumilla (Murcia) donde vivían para llevar comida y ciertos enseres necesarios para la vivienda. Cuando ya caía la tarde, las pequeñas y su tío se acercaron a un caserío próximo al suyo, conocido por el nombre de La Amacoya, donde solían abastecerse de agua. Mientras el hombre se afanaba por acaparar el máximo del líquido elemento, las niñas se quedaron a cierta distancia con sus juegos. Entonces, vieron cómo surgía de una montaña «un llamativo juego de luces, como una especie de arco iris radiante». Se lo dijeron a Juan, pero éste, más preocupado en otros asuntos, no les hizo demasiado caso.
El avistamiento se quedó en una simple anécdota, y al día siguiente los tres caminaron hasta el paraje de Las Tosquillas donde Juan debía encargarse de ciertas labores agrícolas. Allí se encontraron con un pastor que, entre balbuceos y presa de un gran nerviosismo, comenzó a relatar que varias de sus ovejas habían aparecido muertas de un modo  terrorífico: alguien les había arrancado los genitales desangrándolas por completo. «¡Lo más raro es que no había ni una gota de sangre por los alrededores, nada! ¿Cómo es posible?», clamaba el pastor.
Esa noche, Próspera y su hermana Anita vieron unas esferas rojas que rodaban por el terreno. «Llamaban la atención por la viveza del color, lo perfectamente esféricas que eran, como canicas, y la rapidez con la que se movían –relata Próspera en Contacto entre dos mundos–. Sin pensármelo dos veces corrí tras una de ellas. ¡Tenía que alcanzarla. ¿Qué era aquello? Para mi sorpresa, nada más tocarla sentí una quemazón tremenda. De hecho, prácticamente toda la palma de mi mano se inflamó y enrojeció de inmediato». La niña se acercó a su hermana y le enseñó la mano. «Ya te curaré cuando lleguemos a casa», le respondió. Nada más entrar a la finca, Próspera se dio cuenta de que ya no la tenía enrojecida ni inflamada. ¡Se le había curado sola! Aquella noche, Juan, asustado por lo que había relatado el pastor, cerró puertas y ventanas a cal y canto y dejó fuera a Ligorio, el perro familiar, para que vigilase la vivienda. De madrugada el animal aulló, lloró y arañó desesperadamente la puerta de la casa  para que lo dejasen entrar, como si detectase alguna clase de peligro desconocido para él.

REGRESIONES A VIDAS PASADAS


El autor del presente reportaje es el primer médico español al que una administración sanitaria concedió la autorización para ejercer la terapia regresiva. Hasta el momento ha tratado con este método a más de 1.700 pacientes, muchos de los cuales recordaron fascinantes detalles de sus anteriores encarnaciones e incluso llegaron a describir qué es lo que sucede tras la muerte y cómo es el más allá. Por Dr. Juan José López Martínez
La terapia regresiva es un método transpersonal mediante el cual el ser humano es capaz de llegar al origen de sus emociones, derivadas de las sensaciones y síntomas que le perturban y que incluso puede somatizar en el plano físico. Estos cuadros, etiquetados como de origen psicosomático y carentes de una etiología orgánica, podemos abordarlos con la terapia regresiva  con el objetivo encontrar al origen de esas emociones. A través de dicha técnica hemos descubierto que esos disturbios emocionales están latentes en el alma de las personas como consecuencia de experiencias pasadas, las cuales se pueden reactivar ante determinadas circunstancias, causando problemas. Al entrar en contacto con esas emociones, el ser humano experimenta un estado expandido de conciencia –capacidad natural que todos poseemos–, lo que facilita el acceso al proceso regresivo. De este modo, los terapeutas pueden seguir el hilo conductor de la emoción hasta llegar a su origen, que puede estar en cualquier momento anterior al actual. Durante una regresión, el individuo puede revivir experiencias acontecidas en su primera infancia, durante el nacimiento o cuando permanecía en el vientre materno… E incluso puede regresar a una vida anterior, como veremos a continuación. Desde siempre, el ser humano viene haciéndose tres preguntas fundamentales: ¿De dónde vengo?, ¿para qué he venido? y ¿la muerte es el final de todo? Mediante la terapia regresiva podemos hallar respuesta a estas cuestiones, pero en el presente reportaje únicamente me voy a centrar en la tercera de las mismas por razones de espacio. Eso sí, quiero dejar bien sentado que mi finalidad es encontrar una solución o, al menos, aliviar los problemas que me plantean los pacientes, no demostrar la existencia de la reencarnación. Pero después de tantos años realizando regresiones, es innegable que esta terapia puede construir una evidencia de su realidad.
Mi primer contacto con la experiencia de recordar vidas pasadas se presentó de forma inesperada. En ese tiempo pensaba que la terapia regresiva sólo abarcaba desde el vientre materno hasta el momento actual y rechazaba cualquier idea reencarnacionista. Todo sucedió durante una sesión con una paciente con la que ya había realizado tres sesiones, durante las cuales logré localizar el motivo de su problema. Desde mi punto de vista debía darle el alta, pero ella insistió en llevar a cabo una última regresión porque decía que se encontraba estupendamente después de cada terapia. Acabé accediendo.

«VIVO EN 1640»
Ana María, un empresaria de 53 años de edad, se presentó puntual en mi consulta. Tras reclinarse en el sillón, le sugerí que cerrara los ojos y comencé con la regresión. En cierto momento, su gesto cambió, como si estuviese viviendo algo extraño. Tras unos segundos de silencio, me atreví a preguntarle qué estaba pasando, a lo que me respondió con un escueto «estoy muerto». Por un momento no supe cómo reaccionar, hasta que se me ocurrió soltar: «Querrás decir estoy muerta». Ana María, con rotundidad, repitió: «He dicho que estoy muerto». 
En este momento estuve a punto de decirle que abriera los ojos y dar por finalizada la sesión, porque la situación me estaba superando, pero intenté convencerme de que se trataba de una mera fantasía. Gracias a ese pensamiento desapareció en mí el estado de confusión y me dispuse a seguir adelante. «¿Cómo es eso de que estás muerto?», continué. Su respuesta aumentó mi curiosidad: «Soy un niño que tengo ocho años, es de madrugada, voy vestido de marinerito y estoy flotando boca abajo en el mar porque ha ocurrido un naufragio y nos hemos ahogado todos.

ARGENTINA:FOTOGRAFIAN OVNI ANTES DEL TEMBLOR EN SALTA


Vecinos del Galpón, fueron testigos del paso de un extraño objeto luego de producirse el sismo de la madrugada de este 11 de Noviembre.
El Galpón es una localidad del NOA de Argentina, en la provincia de Salta, en el departamento Metán, y se encuentra a 160 km de la ciudad de Salta, capital de la provincia. Ubicada en la vera de la RN 9 y RN 34, que desde Rosario (Santa Fe) llega hasta el límite con Bolivia y del Ferrocarril General Belgrano, cuya red troncal y ramales la conectan con el sur boliviano, con el norte chileno y con el Puerto Barranqueras (Chaco) sobre el Río Paraná, hacia el este.
Esta madrugada, gran cantidad de vecinos se vieron conmocionados al ser despertados por un temblor de 5º en la Escala de Richter, que fue registrado en Salta, marcando el epicentro en el Dto. de Metán.
Si bien esta noticia de por sí genera preocupación, lo es más, que muchos de esos vecinos, fueron testigos de la evolución de una luz de color rojiza, inmediatamente después del temblor. Todos los reportes del avistamiento, se produjeron desde el municipio de El Galpón, coincidiendo los testigos en los colores y la dirección que tomó la brillante Luz. Una vecina, asegura que la luz hacía como destellos de luz brillante de color rojo, naranja y muchas variaciones entre esos dos colores. Coincide con los demás testimonios, que la luz era circular tirando a oval y que realizaba movimientos rápidos con cambio de dirección dentro de la misma línea de vuelo que llevaba.
Esperamos lograr más reportes de testigos directos del hecho, para poder acceder a mejores datos para la verificación del avistamiento.
Compartimos con ustedes, la fotografía que circula por las redes sociales tomada por un vecino, del cual no se conocer identidad.
Agradecemos a Rogelio Dillon por la información y a Juan Carlos de la localidad El Galpón, por la información brindada.
Adjuntamos los datos que proveyó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica, respecto a los valores de registro del temblor.
Es muy común escuchar testimonios de extrañas luces luego de este tipo de fenómeno natural, tales como las observaciones luego de los sismos y terremotos en Chile, o las aparecidas luego de las explosiones del Volcán Popocatepetl en México, por solo mencionar los últimos sucesos conocidos.
Sin embargo, desde algunos estudiosos del campo de la geología, o sismología prefieren proponer explicaciones más racionales, argumentando que estos destellos lumínicos, se producen debido a que los deslizamientos del suelo cerca de las fallas geológicas de la Tierra podrían generar una carga eléctrica.
Esperaremos encontrar más datos al respecto.

FUENTE:CEFORA ARGENTINA

Conductor logra captar la presencia de un ovni en Honduras

Un ciudadano que se conducía en su automóvil por el centro de esta ciudad captó a un ovni a través de su celular. El ciudadano compartió su hallazgo en redes sociales. En el vídeo se observa el objeto volador no identificado.
En el vídeo puede observarse que el ovni está sobre una tienda de la popular tercera avenida de San Pedro Sula. También se percibe que por momentos desaparece y vuelve a aparecer en el vídeo aficionado.
Captó a un ovni con su celular sobre tienda del centro
El ciudadano aprovechó el tráfico que hay normalmente en la zona para grabar un vídeo en su recorrido. En el vídeo puede observarse al objeto volador no identificado detenido en el cielo de San Pedro Sula. Cuando el semáforo entre la primera calle y la tercera avenida cambia, el ciudadano aprovecha para seguir circulando. Seguidamente hace un acercamiento del objeto. En dos ocasiones el ovni parece “desaparecer” del vídeo.
También el ciudadano afirma que los sampedranos no se percatan de lo que ocurre o prefieren hacer caso omiso del asunto.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

ARGENTINA:Masivo avistamiento de un fenómeno aeroespacial en varias provincias argentinas

En estas latitudes del cono sur, el atardecer de un ajetreado día Lunes estaba llegando a su fin para millones de personas. Todo parecía indicar que las rutinas diarias ya estaban terminando y esto también pensaba el Director de la Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales, Comodoro (R) Rubén Lianza. Pero faltando apenas unos minutos para las 20:00 hs., todos sus teléfonos comenzaron a sonar. Llovían los mensajes en WhatsApp y SMS. Varios colaboradores, amigos y asesores de CEFAe estaban describiendo la misma cosa. Un extraño dibujo comenzaba a verse hacia el Oeste del cielo nocturno, desde varias provincias argentinas.
Sus colaboradores desde Entre Ríos y Santa Fe comenzaron a enviar fotos y videos del extraño fenómeno. En cuestión de minutos y gracias al trabajo conjunto de CEFAe y sus asesores externos, el enigma estaba resuelto en tiempo récord… y con todo detalle.
Aquí abajo reproducimos el Informe sobre este espectacular avistamiento masivo, que también será incluido en el Informe Anual de Resolución de Casos que CEFAe publica en su página web todos los meses de Diciembre.
Dado que muchos lectores y seguidores de CEFAe simplemente no podían esperar hasta Diciembre, respondemos aquí a sus pedidos, adelantando dicho informe en este sitio de Aeroespacio digital.
OBSERVACIONES PRELIMINARES: Basados en nuestra experiencia, la forma en espiral incompleta que se aprecia en ambas capturas nos resultó inmediatamente familiar, asemejándose a las dejadas por los venteos de combustible (generalmente oxígeno líquido) de las últimas etapas de vectores portadores de satélites y vehículos espaciales tripulados. Antes de la reentrada a la atmósfera, por normas de seguridad, el combustible remanente debe ser expulsado al espacio, lo cual se hace a través de válvulas que generalmente se encuentran ubicadas a un costado del fuselaje, tal como se resalta en rojo en el gráfico siguiente, que corresponde a la tercera etapa impulsora de un vector Proton ruso (cortesía: Jim Oberg).
El chorro del venteo de combustible produce un empuje lateral asimétrico (por la ley de acción y reacción) que imprime un movimiento de rotación a toda la etapa, causando un “aerosol” en forma de espiral alrededor de su espacio circundante.
Investigando en las últimas noticias sobre actividad espacial en la web, nuestro colaborador Walter Elías inmediatamente nos hizo llegar un dato clave: entre los registros de lanzamientos publicados en el momento del avistamiento, aparecía el de un cohete H-2A que acababa de despegar desde el Centro Espacial de Tanegashima (Japón) a las 22:00 GMT es decir, a las 19:00 hora local argentina.
Dado que los avistamientos en distintas provincias argentinas comenzaron a registrarse a partir de las 19:40 hs. inmediatamente nos preguntamos si la espiral observada podría haber sido provocada por el venteo de combustible de una etapa superior de ese mismo vector, lanzado apenas 40 minutos antes, lo que (en caso de confirmarse el rumbo exacto de lanzamiento) podría ponerlo automáticamente como el candidato más probable para ser avistado desde Sudamérica.
A efectos de corroborar nuestra teoría del vector japonés H-2A como probable causante del avistamiento masivo, inmediatamente nos pusimos en contacto con el experto en análisis numérico de trayectorias orbitales: Ted Molczan, de Canadá, quien luego de hacer los cálculos de los parámetros keplerianos que definían la órbita de ascenso, nos contestó confirmando que efectivamente se trataba del cohete H-2A y además muy gentilmente nos envió un ploteo por él mismo elaborado en formato kmz (abre directamente en Google Earth), mostrando la proyección terrestre y orbital de la trayectoria del vector portador japonés.
Este particular tipo de archivo kmz integrado con los parámetros orbitales, permite conocer un cierto número de datos de vuelo a todo lo largo de la trayectoria. Cada segmento blanco y rojo corresponde alternativamente a un (1) minuto de vuelo. Posicionando el cursor sobre cualquiera de ellos, aparece un recuadro con los datos correspondientes a ese minuto específico. Aquí abajo vemos una captura de pantalla desde Google Earth donde se muestra la posición exacta en 3D en donde se encontraba el vector H-2A entre las 19:40 y las 19:45 hora local (UTC -3hs), momentos en los que comienza a observarse la espiral de venteo desde Argentina y Uruguay.
ÁREAS GEOGRÁFICAS DESDE DONDE SE PUDO OBSERVAR EL FENÓMENO:
De acuerdo a la imagen satelital histórica proporcionada por el Servicio Meteorológico Nacional correspondiente a la fecha 09/Oct/2017 a las 19:38 hs. (abajo) el fenómeno de espiral de venteo pudo ser observado desde una amplia zona geográfica que en esos momentos se encontraba libre de nubes, comprendiendo gran parte de la zona central de Argentina (Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires) y casi toda la República Oriental del Uruguay.
CONCLUSION: Todos los datos obtenidos desde los primeros instantes posteriores al avistamiento, sumados al archivo kmz enviado por Ted Molczan corroborando la trayectoria orbital y su proyección en el terreno, han permitido confirmar con total certeza y en tiempo récord, que el fenómeno observado desde varias provincias argentinas y también desde la República Oriental del Uruguay, fue producto de un venteo de combustible remanente de una de las últimas etapas de ascenso del vector portador H-2A japonés, lanzado 40 minutos antes desde el Centro Espacial de Tanegashima.
Dicho vector colocó en órbita a Michibiki 4, el más reciente de una familia de satélites GPS de órbita geosincrónica cuya proyección en el terreno tiene forma de número 8 (analema) con su lóbulo superior pasando sobre todas las islas japonesas. Este sistema GPS conocido como QZSS (por su sigla en inglés: Quasi-Zenith Satellite System), al pasar prácticamente sobre la vertical de Tokio y tener muy cerca a otros tres satélites de respaldo, permite una óptima penetración de la señal GPS en sus estrechas calles rodeadas de altos edificios, pudiendo obtenerse una precisión de unos impresionantes 3 cm. de error a nivel del suelo (cuando un GPS común suele dar un error mayor a los 10 metros).
Aquí abajo vemos una captura de Orbitron en tiempo real de la órbita del satélite Michibiki 4 (QZS-4) tal como se encontraba en su posición orbital correspondiente a la hora 18:31 UTC, del día 9 de Noviembre de 2017, un mes después de su lanzamiento (obsérvese que el QZS-3 es geoestacionario [está “anclado” sobre el Ecuador] mientras que los otros tres: Nos 1; 2 y 4, orbitan en órbita geosincrónica dibujando el analema).
Agradecimientos:
Walter Elías (Asociación Entrerriana de Astronomía): por el inmediato envío del video tomado en la localidad de Gral. Ramírez (E. Ríos) y la celeridad de su investigación online que redujo drásticamente los tiempos de elección de la primera hipótesis.
Milton Hourcade (USA): por enviarnos la foto de Cristian Mateu (Montevideo) que ayudó a ilustrar mejor el fenómeno en su máxima extensión.
Ted Molczan (Canadá): por el archivo que muy gentilmente nos enviara en formato kmz conteniendo la gráfica de trayectoria en 3D con los parámetros de ascenso del vector H-2A.
Jim Oberg (USA): por sus trabajos: “Norway Spiral of December 9, 2009” y “2006´s GreatTomsk Sky Spiral (Review draft 1, October 26, 2016)”.
Laura Pappalardo, División Vigilancia Meteorológica por Sensores Remotos, SMN: por el envío de las imágenes satelitales históricas GOES 13 del 09/10/17.

Desconcierto en Dubái por un extraño avistamiento

Cientos de testigos reportan la presencia de extrañas luces en Dubai. Las autoridades están confusas ¿ovni? ¿Meteorito? ¿Tal vez la reentrada de una nave espacial rusa?
La noche del pasado 17 de octubre de 2017 muchos ciudadanos de Dubái, la capital de Emiratos Árabes Unidos, fueron testigos de un avistamiento desconcertante. algunas personas cuestionasen si se trataba de un meteorito, una estación espacial o un OVNI, según reporta el diario británico Daily Mail.
El suceso tuvo lugar a las 19,30 horas del lunes y muchas personas recurrieron a las redes sociales para preguntar qué podía ser aquél objeto misterioso
"Vi lo que parecía un OVNI volando real, bajo y rápido, con una llamarada de fuego y chispas. ¡Pensé que era un avión en llamas! – escribía en Twitter otro testigo.
Alrededor de las 21:00 horas, el Centro Espacial Mohammed bin Rashid afirmó en Twitter que la luz correspondía a un "meteorito" entrando en la atmósfera. Pero muy pronto fue desmentido. Varios sitios web aeroespaciales y el Grupo de Astronomía de Dubai aseguraban que lo más probable es que se tratara de la nave espacial Progress MS-07.
"Al analizar el video me ha quedado claro que se trató de escombros espaciales en caída que se estaban desintegrando en la atmósfera", ha asegurado a los medios locales el fundador del Grupo Astronómico de Dubái Hasan Al Hariri. La entidad ha precisado que los escombros pertenecían al carguero espacial ruso Progress MS-01. La agencia RIA Novosti informa, en cambio, de que probablemente se trate del cohete portador ruso Soyuz 2.1a, que puso al carguero en órbita.
La confusión es total y nadie sabe a ciencia cierta que rompió la noche en Dubái el 17 de octubre

sábado, 11 de noviembre de 2017

DESCUBRIERON NUEVOS SECRETOS DE UNA MISTERIOSA CIUDAD EN MEDIO DEL PACÍFICO


No son pocos los que están convencidos de que la mítica​ Atlántida, descripta por Platón en los diálogos Timeo y Critias, realmente existió. De hecho, la creencia de que la legendaria isla se trata de una historia verdadera llevó a muchos investigadores a aventurarse en la exploración de los rincones más misteriosos del planeta. Y a buscar en sus investigaciones datos que abonen o desmitifiquen la teoría de la Isla de Atlas.
Una de las más recientes fue la realizada por el canal científico Science, que reveló nuevas imágenes de una antigua ciudad en el medio del Océano Pacífico que suscitaron teorías sobre la existencia de otra civilización antigua que habría quedado en el olvido. Un análisis que se suma a otros que proponen diversas conjeturas sobre su ubicación.
Es cierto que estas ruinas ya habían sido descubiertas, pero los nuevos hallazgos despertaron especulaciones y dispararon distintas hipótesis. El lugar en ruinas observado en detalle se encuentra en medio de la ciudad Nan Madol, en la isla Pohnpei, Micronesia. Se trata de uno de los destinos más remotos, situado a 2.500 kilómetros de Australia, el país más cercano.
Con ayuda de las nuevas tecnologías se tomaron imágenes aéreas del sitio. Según la vista superficial, Nan Madol se compone de casi un centenar de islas artificiales con gigantescos megalitos sobre bancos de coral al este de la isla de Temwen, que se extienden por cerca de 1,5 kilómetros. Fue construida en la parte superior de una laguna y está protegida de los mares por muros.
La investigación se complementó con exploraciones en tierra. Los expertos hallaron restos de templo, viviendas, palacios y tumbas. Asumen que posiblemente sea la primera ciudad establecida en el Pacífico.
El lugar llena de incógnitas a los expertos. Para la arqueóloga Karen Bellingerm, la topología de la isla es un misterio en sí mismo. “Cuando observamos los bloques desde el aire nos quedamos impresionados, pero quedamos más impactados cuando los vimos en tierra. Los bloques tienen una altura de 7 metros y una anchura de 5”, dijo.
Por este cúmulo de características, los expertos trazaron paralelismos con la isla perdida de Atlántida. “¿Por qué alguien construiría una ciudad en el medio del océano? ¿Por qué aquí, tan lejos de cualquier otra civilización conocida?”, se preguntó el arqueólogo Patrick Hunt.
A ello se le suman las creencias de los lugareños de las zonas aledañas, que se niegan a acercarse. Calificada como una “ciudad fantasma”, los nativos de Pohnpei la evitan, alegando que está embrujada. Creen que morirán si permanecen allí durante la noche. Incluso, los relatos de pueblos cercanos también indican que esconde otra ciudad misteriosa bajo las aguas que irradia las luces resplandecientes que -aseguran- se avistan alrededor del sitio por la noche.
Al margen de todo lo mencionado, un estudio del año pasado a cargo del antropólogo y profesor de la Universidad Metodista del Sur (Texas) Mark McCoy determinó que la construcción de Nan Madol se remonta al período entre los años 1200 y 1800 d.C.
Según McCoy, la ciudad era el centro administrativo de la isla de Pohnpei. “Para mí, en su mejor momento, Nan Madol fue la capital de la isla -aseguró-. Fue la sede del poder político, el centro de los rituales religiosos más importantes y el lugar donde los antiguos jefes de la isla fueron enterrados”.
El nombre, Nan Madol, significa en la lengua local el “espacio intermedio”, una referencia -creen los analistas- que se relaciona con las características de la estructura del lugar